NANOTECNOLOGÍA: ¿MARKETING O INNOVACIÓN?

Dos no se pelean si uno no quiere, o eso dicen. Algo así pasa con el engaño, y como ejemplo el típico caso de los yogures 0’0% materia grasa y otras perversiones del marketing, un vendedor manipulador no engaña si el consumidor no se deja engañar, por que..¿Que criatura cree que puede adelgazar comiendo yogures desgrasados pero azucarados en exceso, sin tener que mover el culo ni pasar por el calvario de una esmirriada verdura hervida?

Lo espeluznante de esto es que la depravación del marketing no se queda en el supermercado, si no que llega a ámbitos profesionales eminentemente  técnicos y científicos como es la construcción.

Y para muestra un botón: La nanotecnología y la construcción. Últimamente está muy en boga utilizar para designar un material por el tamaño de sus partículas como si esto de por sí fuese ya un elemento a valorar.

 

Designar a un material por su escala puede llevar a equívocos. En la naturaleza química se dan diferentes escalas… ¿Por qué quedarnos solo con la nano si la micro puede valer igual de bien? ¿Acaso no funcionan los microsílices? 

Escala del sistema métrico decimal


Por desgracia, la utilización masiva de esa cualidad nanométrica de las partículas, conlleva:
1.- Ocultar la verdadera naturaleza de los productos para condicionar que cualquier decisión pase por el vendedor. De esta manera los técnicos estamos a merced del comercial y de la empresa vendedora.

2.- Crear una imagen tecnológica e innovadora que en muchos casos es ficticia, al menos parcialmente. Los silicatos son una nanotecnología que lleva al menos 100 años entre nosotros. El agua de cal o flor de cal, es otra nanopartícula “muy reciente”.

Extracto del Tratado de construcción de Barberot (1.923) sobre el uso de silicatos

Esto ocurre desgraciadamente porque los técnicos nos dejamos manipular por un marketing feroz,  como parte del triste viraje que está tomando la profesión hacia la función de “prescritores” sin cuestionamientos técnicos ni científicos. De este desconocimiento se aprovechan algunos, a los que colocando el prefijo Nano- ante cualquier pintura, consolidante, mortero, o material empleado en construcción, le otorgan un aura  de avanzadas prestaciones tecnológicas que nadie sabe justificar pero que parece desarrollado por la misma NASA. Este caso suele ir acompañado de una opacidad total en de información sobre la naturaleza y composición detallada del material.

Pero ni mucho menos quiere decir que no existan productos  innovadores y con altas prestaciones,  compuestos por nano, micro, y mili partículas, sin que ello sea usado como reclamo. Es el caso de Fakolith, los cuales además se destacan por aportar una información exhaustiva sobre sus materiales.

 

Empecemos a mirar la etiqueta del yogur. Hay que lanzar preguntas a esos comerciales que nos tratan como potenciales consumidores a los que encasquetar un material y reivindicar nuestro papel de técnicos. ¿Que me estás vendiendo?

 

About the Author

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies